Quant Consultora en Seguridad

martes, 12 de junio de 2012

Seguridad privada

Reglamentación                                                                                   martes, 12 de junio de 2012

Dicen que la provincia es pionera en la región

Es por la unificación del uniforme color marrón para todas las empresas de seguridad por igual. La Unión Personal de Seguridad de la República Argentina también apoyó la iniciativa de incluir a los “patovicas” en la reglamentación.

Por Gustavo Martínez. gmartinezpuga@tiempodesanjuan.com

“La provincia de San Juan se posiciona como referente, por ser la primera en la región en reglamentar la unificación de los uniformes”. Con esa frase, el delegado Regional por la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), Juan Manuel Vega, dio su apoyo a la decisión del gobierno de la provincia de reglamentar el negocio de la seguridad privada a seis años de haber sido aprobada la ley que durante estos años estuvo sin reglamentar y generó un descontrol en ese rubro.
En la reglamentación que decretó el gobierno provincial se determinó, entre otros puntos, que todos los vigilantes tengan un mismo uniforme color marrón. Y lo único que se diferenciará entre las empresas será el logo, que irá en el brazo izquierdo.
Sobre la regulación del negocio, la UPSRA elaboró un comunicado para dar su apoyo a la decisión del gobierno provincial, al informar que “celebramos la firma del decreto 649/12 que al reglamentar la presente ley -7.775- jerarquiza nuestra actividad profesionalizando las tareas de nuestros compañeros”.

Hoy en día en la provincia se estima oficialmente que hay más vigilantes pagos que policías, la fuerza de seguridad pública que cuenta con 3.500 hombres. La falta de regulación había provocado que muchas empresas de seguridad tuvieran a sus empleados en negro y sin seguros, generando además una competencia desleal con las que están en regla.

“Está muy bien la reglamentación que ha hecho el gobierno porque va a terminar con el trabajo informal. En la provincia son muy pocas las empresas de vigilancia que reúnen todos los requisitos y pagan los sueldos que rige el convenio. Además, el trabajo en negro representa un peligro para el mismo cliente, quien deberá responder ante algún accidente laboral, por ejemplo”, explicó el ex comisario Raúl Morán, dueño de la agencia El Guardián, la más importante de la provincia.

En ese mismo sentido, la UPSRA informó que “suma herramientas a nuestra tarea diaria contra la explotación de vigilantes informales y pone reglas claras para evitar la actual deslealtad comercial que existe entre las empresas de la actividad”.

Otro de los puntos que regula la nueva reglamentación es la inclusión de los guardias de boliches, restaurantes o locales bailables, conocidos como “patovicas”. La UPSRA aplaudió esa regulación al sostener que “éstos en su gran mayoría trabajan de manera informal o como monotributistas y carecen de seguros o protección alguna sobre su persona. Lo que también es preocupante para este sector es estar actualmente fuera del alcance de las normativas laborales vigentes”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada